¿Se puede comer pollo en semana santa?

se puede comer pollo en semana santa

Una de las normas de la Cuaresma es que hay dos días de abstinencia y ayuno, que son los miércoles de ceniza y el viernes santo.

La abstinencia implica dejar de comer carne, cuando se dice carne nos referimos a animales, desde mamíferos como la vaca o el cerdo, aves como el pollo o el pavo y reptiles como el caso de la tortuga o la serpiente. Estos días de abstinencia sí que podemos comer marisco o pescado.

La abstinencia se pide a partir de los 14 años, aunque puede practicarse antes de llegar a esa edad. El ayuno se exige desde los 18 hasta los 59 años, teniendo una relación bastante especial con la conversión.

El propósito que tiene el ayuno es producir y formar la conversión, una transformación a nivel espiritual que aproxima al hombre a Dios. Normalmente consumimos alimentos, bebidas o nos entretenemos con productos que se alejan de la realidad y del compromiso cristiano.

La Iglesia no duda en animar y pedir que los viernes de cuaresma se abstengan los fieles de comer carne. No es una norma o ley, es algo que podemos hacer de forma voluntaria. Muchos directores espirituales aconsejan que, si por alguna razón es imposible abstenerse estos días de comer carne, se puede sustituir por alguna obra de caridad. Los restantes días de la semana el consumo de los alimentos debe ser el habitual.

Hace 50 años, antes de que se produjera el Concilio Vaticano II, esta práctica de abstenerse de comer carne se solía realizar todos los viernes del año. Por lo que podemos ver como la práctica se ha ido dulcificando con el paso del tiempo.

Por todo ello, esperamos haber respondido a tu pregunta, cuando se prohíbe comer carne, es de todo tipo de animales, incluidas las aves.

Puedes ver más consejos y curiosidades en:

Dejanos tus opiniones o dudas