¿Se puede anular una transferencia?

se puede anular una transferenciaHoy en día cada vez utilizamos menos el dinero efectivo pues, se ha impuesto el uso de tarjetas, transacciones online y casi todo lo realizamos de forma telemática, aunque pueden surgir algunas dudas: ¿una operación hecha se puede cambiar? ¿Se puede anular una transferencia?

Es cierto que dejar las monedas y billetes apartados puede resultar muy cómodo, pero también debemos de contar con la posibilidad de que cometamos algún error al utilizar las nuevas técnicas y necesitamos saber cómo se puede anular una transferencia.

Se puede anular una transferencia OMF

Todas las transferencias no son iguales, debemos distinguir entre las llamadas OMF (transferencias vía Banco España) y las demás.

  • Transferencias OMF. Si detectamos un error una vez realizada una transferencia de este tipo las correcciones o cancelaciones son difíciles o inexistentes.
  • Transferencias SEPA o transferencias ordinarias desde nuestra cuenta a la cuenta de otro banco (qué es SEPA). Si nos damos cuenta de que algún dato anotado es incorrecto: persona o empresa, cantidad o incluso cuenta… se puede anular siempre que lo hagamos antes del cierre contable, antes de las 6 de la tarde.

Cómo se puede anular una transferencia

Si nos percatamos inmediatamente de que la operación que hemos realizado está equivocada y la oficina está aún abierta, podemos dirigirnos para que allí hagan los trámites necesarios y si el banco ya está cerrado, en la mayoría de las entidades, podemos hacerlo nosotros mismos por internet. Siempre antes de las 6 de la tarde.

Si no hemos detectado el error de forma inmediata y ya ha pasado tiempo, debemos pedir a través de nuestro banco que soliciten la devolución de la transferencia  a la entidad bancaria receptora.

El personal del banco receptor deberá ponerse en contacto con el titular de la cuenta donde se realizó la transferencia para que autorice la devolución. Una vez obtenido el consentimiento se procederá a realizarnos el ingreso del dinero. Iniciar estos trámites nos costará una comisión independientemente obtengamos buenos o malos resultados.

Y por último se puede anular una transferencia, de modo personal, poniéndonos  en contacto con el receptor de la cantidad transferida y solucionemos el error. Pero esos datos debemos de conocerlos previamente porque el banco no tiene permisos para aportarnos esa información.

En resumen, merece la pena asegurarnos bien de todos los datos antes del pulsar la tecla de “envío”.

Puedes ver más consejos y curiosidades en:

Un comentario

  1. Sonia julio 29, 2016

Dejanos tus opiniones o dudas